jueves, 13 de febrero de 2020

Besos de vuelta entre ballenas y palmas

Al salir de la playa besé un par de árboles más por el camino. No lo tenía pensado pero fue algo más repentino de lo habitual.


De repente me di cuenta de que un árbol con cartel de avistamiento de ballenas no se puede ver en cualquier lugar, y quise que estuviera en mi mapamundi virtual y mental. Y en la larga hilera de palmas también me quise detener, por varios recuerdos. Por un lado me remitía a la antítesis de tráfico en la hilera de palmas de la Avenida Cruz del Sur en Guadalajara, y por otro lado, me recordó -salvando las diferencias- a las palmas que un artista invitado me había prometido besar.


Besé estos árboles el martes 12 de abril de 2016 entre Turístico Playa El Borrego y H. Batallón de San Blas (Nayarit-México).


Fotos: Augusto Metztli y Marthazul.


* Si quieres participar envía tus fotos besando/abrazando árboles a  besosdearbol@gmail.com

* Si quieres colaborar y convertirte en mecenas puedes hacer un donativo, o comprar algún producto arbóreo pintado por Marthazulser parte de Teaming por solo 1€ al mes el tiempo que tú quieras/puedas.

GRACIAS por ayudarme a seguir cuidando este bosque de árboles besados por el mundo.


miércoles, 5 de febrero de 2020

Besos de ida y vuelta a la playa

Al día siguiente regresamos a la playa del Borrego, sin imaginarme lo maravillosa que sería aquella despedida de mar.


A la ida me llamó la atención este tremendo ficus que de tan frondoso apenas te das cuenta de lo potente que está su tronco. De regreso, poco antes de girar hacia el hotel, vi "accesible" este mango y lo quise besar, porque llevaba días viendo infinitos mangos creciendo pero ninguno a mi altura. Así que lo besé también.

 

Besé estos árboles el martes 12 de abril de 2016 en las calles Teniente José Azueta Campeche 61 de San Blas (Nayarit-México). 


Fotos: Augusto Metztli y Marthazul.


* Si quieres participar envía tus fotos besando/abrazando árboles a  besosdearbol@gmail.com

* Si quieres colaborar y convertirte en mecenas puedes hacer un donativo, o comprar algún producto arbóreo pintado por Marthazulser parte de Teaming por solo 1€ al mes el tiempo que tú quieras/puedas.

GRACIAS por ayudarme a seguir cuidando este bosque de árboles besados por el mundo.


martes, 4 de febrero de 2020

Beso de media luna azul

Después de pasear por el muelle, comprar artesanías y guayabas, bañarnos en el mar, comer delicias marinas en la playa, pasar media tarde en la alberca viendo caer mangos mientras sobrevolaban los pelícanos, qué mejor plan que salir a cenar al centro del pueblito con mi morral huichol. 


Antes de ver la luna creciente y azul, quise besar esta palma en la Plaza Principal de San Blas, Municipio hermoso, la Casa de todos, el lunes 11 de abril de 2016 en San Blas (Nayarit-México).


Gracias a la naturaleza la vida humana es posible, uno de los muchos letreros que se pueden leer en los troncos de algunos árboles de la Plaza Principal. Pequeños detalles que marcan la diferencia, de un pueblo que hoy está de gran fiesta celebrándole a su patrón.


Fotos: Augusto Metztli y Marthazul.


* Si quieres participar envía tus fotos besando/abrazando árboles a  besosdearbol@gmail.com

* Si quieres colaborar y convertirte en mecenas puedes hacer un donativo, o comprar algún producto arbóreo pintado por Marthazulser parte de Teaming por solo 1€ al mes el tiempo que tú quieras/puedas.

GRACIAS por ayudarme a seguir cuidando este bosque de árboles besados por el mundo.



sábado, 1 de febrero de 2020

Besos en el muelle de San Blas

Que la primera sorpresa del día fuese una ardilla comiendo tamarindos a su antojo, en el árbol que daba a nuestro balcón frente al mar, significaba que iba a ser un día inolvidable. Después de un lindo amanecer y un delicioso desayuno mexicano, fuimos a pasear por el pueblo, del puerto hasta la plaza central de San Blas.


A unos pasos del hotel donde nos hospedamos estaban el atracadero/embarcadero/muelle de San Blas (Yamil nos explicó las diferencias pero me lié). Lugares inspiradores, esta vez sin música, pero inolvidables por sus tonalidades, ritmos y tranquilidad.



Besé estos 3 árboles la mañana del lunes 11 de abril de 2016 caminando por el muelle de San Blas (Nayarit-México).







Cuando acabamos la ruta mañanera, nos fuimos al mar, comimos en la playa, comenzaron los jejenes a hacer su recorrido en mi cuerpo, regresamos a la alberca, y ya los piquetes me daban igual a pesar de la rascadera infinita. Ver pelícanos en vez de gaviotas te hacía olvidar las molestias cutáneas. 


Fotos: Augusto Metztli y Marthazul.


* Si quieres participar envía tus fotos besando/abrazando árboles a  besosdearbol@gmail.com

* Si quieres colaborar y convertirte en mecenas puedes hacer un donativo, o comprar algún producto arbóreo pintado por Marthazulser parte de Teaming por solo 1€ al mes el tiempo que tú quieras/puedas.

GRACIAS por ayudarme a seguir cuidando este bosque de árboles besados por el mundo.



jueves, 30 de enero de 2020

Beso de cocotero tricolor

Solo planeamos ir una semana a Tepic para ver a buenos amigos, dar varios talleres y escaparnos a la playa, la misma a donde habíamos ido en 2007. Lo demás fue improvisado y muy sabroso como las cosas que surgen dejándonos llevar. Llegamos a la playa, comimos en el Caballito de Mar y nos quedamos 3 maravillosos días allá en aquel pueblo querido, tan lejano y tan paradisíaco. Mar, árboles, alberca, animales y frutas exóticas, más mar, más árboles y más alberca, con una buena dosis de jejenes sobre mi piel. 


Besé al cocotero tricolor de la playa El Borrego de San Blas (Nayarit) el domingo 10 de abril de 2016 y le hice un retrato al óleo en noviembre de ese mismo año, porque lo elegí para que formase parte del calendario_2017 de Besosdeárbol. Si te gusta, y quieres que la pintura original sea tuya, es de las pocas que me queda disponible de esa serie. 


En el horizonte se medio ve la Piedra Blanca, Haramara, llamada así por los Huicholes que creen que allí se originó la vida... Tan sabios ellos!!! 


Este fue el 1º besodearbol de esa escapada, poco a poco iré compartiendo más maravillas de San Blas, su naturaleza, su gente y su magia. Siempre con ganas de volver a ese pedacito de tierra con sabor a mar donde se originó la vida.


Inspiradores azules y verdes en la Playa El Borrego (San Blas- Nayarit).


Fotos: Augusto Metztli y Marthazul.


* Si quieres participar envía tus fotos besando/abrazando árboles a  besosdearbol@gmail.com

* Si quieres colaborar y convertirte en mecenas puedes hacer un donativo, o comprar algún producto arbóreo pintado por Marthazulser parte de Teaming por solo 1€ al mes el tiempo que tú quieras/puedas.

GRACIAS por ayudarme a seguir cuidando este bosque de árboles besados por el mundo.




miércoles, 22 de enero de 2020

Los besos de Cartulino

Por circunstancias de la vida, siguen resistiéndose las publicaciones de los árboles besados en San Blas (Nayarit) hace más de tres primaveras. Esa misma vida que nos envolvió en tristeza desde hace unos días. El cuerpo de nuestro querido compañero Cartulino no pudo resistir más, y solo nos queda el recuerdo de su suavidad, calma, curiosidad, y una pizca de locura con mucho cariño para calmar su gran ausencia. Rescatar estas fotos de maravillosos paseos compartidos es bonito y triste a la vez, pero pareciera que en cada paseo besaba árboles, no sé como quien... Aún así me quedo con los infinitos besos que me regaló la última noche que estuvo bien.




Estas imágenes son en el Montiño y en el Bosque de los Desamparados (Vilagarcía de Arousa) entre febrero y abril de 2017, antes de que la maravillosa Libreta apareciera en nuestras vidas y lo volviera casi todo del revés cambiando preferencias. Te extrañamos pequeñito!! Gracias por hacernos tan felices.


Fotos: Marta y Augusto.


* Si quieres participar envía tus fotos besando/abrazando árboles a  besosdearbol@gmail.com

* Si quieres colaborar y convertirte en mecenas puedes hacer un donativo, o comprar algún retrato arbóreo pintado por Marthazulser parte de Teaming por solo 1€ al mes el tiempo que tú quieras/puedas.

GRACIAS por ayudarme a seguir cuidando este bosque de árboles besados por el mundo.


viernes, 10 de enero de 2020

Beso de bosque ilustrado

Estaba ordenando mi bandeja de entrada y encontré un correo de Augusto con la colaboración de una colega de hace más de 6 años!!! Me sentí mal por el gran descuido que supone, pero enseguida entendí el porqué del extravío: Aunque la cuenta de besosdearbol@gmail.com la creé hace bastante tiempo, a ella accedía muy de vez en cuando porque no le pillaba la onda al gmail, pero llevo un par de años en que le hago caso a diario. 

Aún así fue muy lindo encontrar esta colaboración nº 213 y publicar ahora, la 1ª de 2020 sin beso y con caricia  a un árbol monumental de un lugar que no estaba registrado en el mapamundi del proyecto, y que sea de una artista que conozco muy poco, pero sé que dibuja un mundo maravilloso de pájaros, bosques y sueños.

"Las fotos fueron tomadas en el sabinar de Sigueruelo, en SegoviaLas tomé yo misma. Fue durante una magnífica excursión en grupo a este sabinar".

Gracias Ester García - illustration (10 de julio de 2013).




Fotos: Ester García


* Si quieres participar envía tus fotos besando/abrazando árboles a  besosdearbol@gmail.com

* Si quieres colaborar y convertirte en mecenas puedes hacer un donativo, o comprar algún retrato arbóreo pintado por Marthazulser parte de Teaming por solo 1€ al mes el tiempo que tú quieras/puedas.

GRACIAS por ayudarme a seguir cuidando este bosque de árboles besados por el mundo.

domingo, 29 de diciembre de 2019

Beso terapéutico

Yajaira acababa de llegar de Venezuela y nosotros de México. Fue muy triste escucharla decir que su país ya no era el que la vio crecer, porque todo había empeorado más, cosa que lleva así año tras año, sin planes de mejorar mientras un pajarito mande señales a quien preside... Por eso, hacerse una foto besando a un árbol en ciertos lugares de ese maravilloso país es ahora peor que un deporte de riesgo. Pero ella quiso sorprenderme, como hace desde que la conozco, enviándome esta foto besando un árbol en algún parque céntrico de Zaragoza en un viaje posterior a la comunidad de Aragón. Gracias especiales a alguien que me ha salvado de malestares muy desagradables, y que ningún especialista de bata blanca supo solucionar.

Yajaira besó este robusto árbol en un parque de Zaragoza en junio de 2016 convirtiéndose así en el 1º árbol besado en la capital maña.


Foto: ¿?


* Si quieres participar envía tus fotos besando/abrazando árboles a  besosdearbol@gmail.com

* Si quieres colaborar y convertirte en mecenas puedes hacer un donativo, o comprar algún retrato arbóreo pintado por Marthazulser parte de Teaming por solo 1€ al mes el tiempo que tú quieras/puedas.

GRACIAS por ayudarme a seguir cuidando este bosque de árboles besados por el mundo.

miércoles, 27 de noviembre de 2019

Besos de poeta y de portero


Hago un alto en el recorrido de árboles besados en México hace tres primaveras, para contaros que el 10 de junio de 2016 recibí estas impresionantes fotos desde Senegal, de donde es originario Bilal Traoré que en esa ocasión estaba acompañado de su amigo Sergio Álvarez. Nunca imaginé que tiempo después acabaría ilustrando medio libro escrito por Bilal y por el camino, pintado a medias un retrato sorpresa para Sergio y Carla. Gracias Bilal y Sergio por estos besos de baobab.



Fotos: Bilal y Sergio.


* Si quieres participar envía tus fotos besando/abrazando árboles a  besosdearbol@gmail.com

* Si quieres colaborar y convertirte en mecenas puedes hacer un donativo, o comprar algún retrato arbóreo pintado por Marthazulser parte de Teaming por solo 1€ al mes el tiempo que tú quieras/puedas.

GRACIAS por ayudarme a seguir cuidando este bosque de árboles besados por el mundo.

sábado, 9 de noviembre de 2019

Beso político e indómito

Ya publiqué la mitad de los árboles besados del intenso viaje a México en la primavera de 2016. Ya anuncié el que será el calendario de 2020 y hoy hago un salto en el tiempo para publicar este besodeárbol. Hoy es sábado de reflexión, por la 4ª jornada de elecciones generales en 4 años, siendo la última hace solo 6 meses. Más que pereza ya me dan tristeza. Harta de escuchar y ver incoherencias y mentiras. Pero iré a votar porque es mi derecho, porque hay muchxs vecinxs que quieren y no pueden, y porque tenemos que seguir luchando, aunque no me identifico con ningún partido al 100% es mi deber evitar que nos destrocen las bases de ciertos ideales y de logros democráticos.

 

Besé este cedro del Himalaya de la Plaza de las Cortes que está viendo pasar el tiempo y la actualidad en frente del Congreso de los Diputados y Diputadas en la Carrera de San Jerónimo en Madrid el 12 de marzo de 2019.


El octubre pasado teníamos una cita en la Embajada de México, pasamos varios días en Madrid entre banderas, árboles, gatos y un concierto muy especial al que nos invitaron. Los besos de entonces a saber cuándo los puedo publicar, pero con éste hago una excepción. Aquella vez tuve que esperar afuera, porque en la Embajada solo permiten entrar a quién pidió la cita. Tuve suerte climática e hice varias fotos. El tiempo de espera me dio para descubrir que había un plumero de limpiar el polvo escondido entre las ramas, ver cómo un grupo de adolescentes dejaban su basura en la calle para entrar corriendo de visita al Congreso (escenas que me golpean la desesperanza de "dejarles un mundo mejor"), me saturé de ver selfies con los leones, que parecieran estrellas del rock, escuché cómo un guía turístico hablaba emocionado de las náuseas de su pareja, y vi que había dos cuencos para que los perros callejeros comiesen y bebiesen. 

 

Terminamos ese trámite y seguimos disfrutando de nuestro viaje reluciente y aterciopelado, pero en marzo tuvimos que volver de manera imprevista. Otra vez vaivenes de políticxs, excursionistas y medios de comunicación, mientras los peroles de los perros seguían allí. Ahora iba preparada para la espera afuera: lectura, cuaderno, fruta y caminata por las calles cercanas. Cuando Augusto terminó le pedí que me hiciese una foto con el árbol que queda justo delante de la entrada al Congreso, esa que solo abren el día de la Constitución o cuando se muere "alguien importante". Mientras esperaba, escribía en mi libreta, revisaba mi Guía arbórea de bolsillo y leía el poemario feminista Indómita Versa de Patricia Karina Vergana Sánchez. Leer varios de esos poemas en ese lugar produjo algo en mí. Fue como comenzar a ver de otra manera el panorama político-social. Gritos y zascas en forma de poesía delante de la pasarela de quienes dicen representarnos. Injusticia, rebeldía, des-esperanza... Basta ya. Sigo pensando que si nuestras prioridades fuesen la igualdad entre hombres y mujeres, respetando nuestras fases lunares, y el cuidado de la naturaleza, cualquier gobierno haría todo mejor. 



*Dejo un resumen del poema "¿Cuándo?" porque todas nos podemos sentir identificadas:

 ¿Por qué las mujeres tenemos que ser sobrevivientes de todo?
Sobrevivir al tío, al primo, al vecino
que te tocaba la vulva cuando tenías cuatro años.
Sobrevivir al pedófilo que te acechaba camino al colegio.
Sobrevivir al que te violó y sigue impune, 
habitando la misma calle que tú, desde siempre. 
Sobrevivir al maestro de educación física que miraba tus nalgas en la secundaria.
...
¿Por qué las mujeres tenemos que ser sobrevivientes de todo?
...
Del aborto clandestino.
Del acoso laboral.
De las regalonas del patriarcado compitiendo por la aprobación de un macho.
Y no matarse por el dolor que causa algo de ello o por todo junto.
Y lograr no ser asesinada por alguno de ellos.
Y no dejar que te mate tanto peso. 

 ¿Por qué las mujeres tenemos que ser sobrevivientes de todo?

De la violencia obstétrica que casi acaba contigo cuando pariste.
...
De la soledad a que te obliga la vida contemporánea.
De los salarios injustos y  las triples jornadas de trabajo.
De los salarios desiguales y de las montañas de platos sucios 
y de las montañas de ropa por lavar.
De los salarios miserables y del jefe que exige uses tacones y te pintes los labios.
Del macho desleal que usa la infidelidad como una forma más de herir.
Del macho poliamoroso que discursa bonito pero traiciona confianzas.
Del marido que vuelve borracho, del que pega, del que no pega pero insulta. 
Del monstruo que te tomó por el cuello y no te dejaba respirar.
...
Y, de milagro, no ser asesinada por alguno de ellos.
Y no dejar que te mate tanto peso, que no te mate tanto.

 ¿Por qué las mujeres tenemos que ser sobrevivientes de todo?
Sobrevivir a las pisadas que vienen detrás de ti en las calles oscuras.
...
Sobrevivir al novio que no se detuvo cuando dijiste no, ni cuando lloraste.
Sobrevivir a otra mujer soberbia que te acosa porque no le rindes culto.
Sobrevivir a la droga vertida en tu copa el día que te sentías en confianza.
...
Sobrevivir al desempleo porque eres demasiado joven y no tienes experiencia. 
...
¿Por qué las mujeres tenemos que ser sobrevivientes de todo? 
Del despido laboral porque ya no eres la joven del cuerpo deseable.
Del abandono por ser pobre y no ser blanca o por ambas cosas.
...
De cambiarle los pañales al marido que volvió a casa cuando necesitó niñera.
De la amiga que traiciona,  por tres pesos o por nada.
...
De la hipoteca vencida y que te rematen la casa, de quedarse sin nada.
De tener que usar andadera porque los tacones 
que exigía tu jefe destrozaron tu espalda.
De no poder respirar porque los químicos del trabajo en fábrica 
acabaron con tus pulmones.
De los sueños que no fueron, del tiempo que se acaba.
...
¿Por qué las mujeres tenemos que ser sobrevivientes de todo?
¿Cuándo, en qué era, a qué hora te toca estar viva?

Si llegaste leyendo hasta aquí, piensa muy bien tu voto. Y soñemos con que a lo mejor estas palabras puedan llegar al Congreso de las Diputadas y Diputados. Gracias Pabla y Karina.


Fotos: Marthazul y Augusto Metztli  


* Si quieres participar envía tus fotos besando/abrazando árboles a  besosdearbol@gmail.com

* Si quieres colaborar y convertirte en mecenas puedes hacer un donativo, o comprar algún retrato arbóreo pintado por Marthazulser parte de Teaming por solo 1€ al mes el tiempo que tú quieras/puedas.

GRACIAS por ayudarme a seguir cuidando este bosque de árboles besados por el mundo.