lunes, 29 de julio de 2013

Abrazo lejano y sagrado

No cabe ni la mínima duda de que a Erika le encanta viajar. Por eso que al poco tiempo de haber estado en su tierra y regalarme unas maravillas de árboles besados, se fue nada menos que a la India.

Este árbol es de esos muy especiales, pues Erika me contó que muchas personas bajan hasta sus raíces para hacer ceremonias y pedir que se cumplan sus deseos.  Aunque no tenga foto del beso, ella me dijo que no pudo resistir besarlo...

Erika Alonso besó y sintió toda la energía del tronco de este viejo y ceremonioso árbol en India junto a un templo de Shiva, el 10 de agosto de 2010,  pero no tengo datos de la ciudad-pueblo donde está.
  
Una vez más hago un salto en el camino y cuelgo esta foto que tenía apartada por no haber completado los datos. Fue algo más que una señal, que ayer, día de la super luna, Erika me regalara otra maravilla desde Tailandia, y creo que esta foto no debía de quedarse en el olvido. Gracias!!!

                                                               Foto ¿?
     

sábado, 27 de julio de 2013

Árbol partido


Todo iba bien ese verano, nada era tan crítico como ahora en tantos aspectos... cuando de repente otra tarde playera de finales de julio nos encontramos con esta desagradable sorpresa: Medio árbol cayó... medio árbol murió.

La fuerza de la naturaleza no pudo sostener este tronco de un pino tan ramificado y lleno de vida, que se partió obstaculizando una parte del parque de la entrada a la playa.  Fue un presagio de que dos años después, justo en la misma zona, corten y maltraten el parque para arreglar un regato del río que llega a la playa, pero que por orden de algún super entendido deciden hacer en pleno verano de 2013.

Antes de seguir el camino rumbo a la arena me detuve para darle una despedida cariñosa al trozo de árbol que se llevarían quién sabe dónde...

Fue el 27 de julio de 2011 cuando besé a este medio tronco de pino en el jardín de la entrada de la playa de la Concha/Compostela en Vilagarcía de Arousa (Pontevedra). Quizá nadie más le haya dado un beso tan colorido de adiós y buen viaje...

Fotos: AM

miércoles, 24 de julio de 2013

Un beso y un árbol

Hace justo 2 años que hoy recibía esta foto, y una vez más es un regalo de alguien desconcid@.

"Soy una aficionada a los árboles, me gusta mucho su simbología, y los utilizo a menudo en mis dibujos y pinturas. Supe de tu proyecto a través de internet, y me parece estupendo. Pena que no se vea el árbol completo, eran tan inmenso que no cabía en la foto... Así que ahí va mi pequeña contribución a tu proyecto"... I.C.

Recibí esta foto el 24 de julio de 2011. El  árbol está ubicado cerca del refugio Sant Jordi, en Font del Faig (Fuente de la Haya), en el término municipal de Guardiola de Berguedà, a 1.640 metros de altura, y lo besa Inés Cunillera.

Foto ¿?

martes, 23 de julio de 2013

Beso de plaguayo

Hace dos veranos solíamos ir bastantes veces a la playa, y entre idas y vueltas a pie o en bici, probábamos helados de nube o arcoiris, y besábamos árboles. Fue la tarde del 2 de julio de 2011 cuando de regreso playero me detuve a saludar y besar uno de los plátanos que estaba delante del parque de la playa de la Concha-Compostela, en la calle Rosalía de Castro, de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra). Digo estaba porque creo que ahora aún está, pero no tuvieron la misma suerte muchos de sus compañeros gracias a las nada inteligentes y anti ecológicas actividades que decide el gobierno que algunos vecinos eligieron. 


El vestido de camuflaje del tronco nos llamó mucho la atención, ideal para descontextualizarlo y convertirlo en mantel o en fondo para un cuadro... por eso el título de este beso pertenece a un palabrario inventado que  creamos hace unas semanas con nuestros locos bajitos veraniegos.
Fotos: AM


lunes, 22 de julio de 2013

Beso al atardecer

Una vez más llega otro beso de mi amiga Al que sigue recolectando sus árboles besados por el mundo.
Hace unos meses nos sorprendía desde La Habana, porque Alba y su bolso-mochila-maleta son casi uno, pero así como tiene su Pontevedra querida para conectar con la familia, hay un lugar,  más al sur, donde le gusta ir y desconectar de su agitada vida madrileña. En una de sus idas a Huelva me compartió un trocito de sonriente paseo al atardecer con árbol besado.
Alba R.Santos besó este olivo en junio de  2011 en El Rompido (Huelva).

Foto Tefa Antunes