miércoles, 31 de agosto de 2016

El Lechero: mucho más que un árbol milenario

Indi regresa a su tierra siempre que puede o le apetece. Indi siempre me habló de un tal lechero, enraizado en su querido Otavalo, entre la laguna de San Pablo y los volcanes Imbabura y Cotacachi. Indi se mantiene firme en el deseo de que sus cenizas habrá que llevarlas a ese hermoso lugar, junto a tan poderosa compañía como es el querido Lechero. 
Siempre me imaginé que el lechero era un árbol especial, sobre todo para él y por él, pero no sabía que era un árbol milenario, mágico y legendario, que está ubicado en un mirador natural, y que había crecido en un lugar sagrado donde los indígenas hacen rituales y ofrendas.

Este besodearbol lo tenía extraviado, pero como ahora me estoy enfocando mucho más en el proyecto, me alegro de haberlo encontrado y de que por fin un árbol tan especial, para alguien más especial aún, esté publicado aquí y que Ecuador ya forme parte del mapamundi de árboles besados. Disculpa el retraso y gracias por este gran regalo, compadre!!

Indi besó y abrazó a su querido Lechero en octubre de 2012 en Otavalo (Ecuador).
Foto: ¿?


* Recuerda que, aunque ya alcancé el objetivo para que la campaña en Verkami se haga realidad, aún estás a tiempo de convertirte en mecenas de Besos de árbol desde Verkami, y así ayudarme a que pueda aparcar los pinceles un tiempito para dedicar mis horas a los besos sembrados por el mundo y agilizar las publicaciones. En este enlace http://vkm.is/besosdearbol puedes elegir la aportación que quieras/puedas. Gracias. 

No hay comentarios: