jueves, 22 de enero de 2015

Besos de no-cumpleaños

 
Siempre que podemos salimos a pasear y nos encanta descubrir pequeños detalles que suelen pasar desapercibidos. Ayer repetimos nuestra peculiar "Ruta de la Vida" para visitar a mi padre en su 2º no-cumpleaños, y entre los cientos de recuerdos inevitables, uno fue que siempre que me coincide pasar por este camino, había un árbol besado que desde hace años me olvidaba de publicar.
Y llegó el momento, justo ahora, de buscar las fotos y encontrarlas, para dar un toque con colores de invierno, que recuerdan nuestra visita de otro no-cumpleaños del Abuelo.
Besé este acebo en el emblemático, polémico y variado jardín público de la casa del Doctor Carús, el 5 de noviembre de 2.011 en Trabanca Badiña (Vilagarcía de Arousa).
Después de la primera parada seguimos caminando y disfrutando del verde paisaje.
El cambio de luz nos recuerda que seguimos en Galicia...
Fotos: A.Metztli

viernes, 16 de enero de 2015

Babybeso de pequeña Momposina

 No conozco a Sofía, por esas cosas de la distancia, pero es una niña de la que una no se olvida, porque no todos los locos bajitos salen corriendo a abrazar un árbol, y no todos tienen unos papás que fotografían ese momento para colaborar con este proyecto. Cuando Ricky M.Rocha me envió esta foto sentí un agradecimiento especial por hacer que su peque forme parte de mis babybesos; también le dije que seguro cuando publicase esta foto, la niña quizá ya sabría leer. Fijo que sí ;)

 Sofía besó y abrazó esta palmera el 12 de febrero de 2.012 en Chihuahua (México), en los tiempos que empezaban a humear las tazas de Momposina café.
Foto:  Carolina Cordova Álvarez

miércoles, 14 de enero de 2015

Besos de mimosas


 Uno de los gustos que llevo en los genes son las mimosas. Personalmente me encanta su color, su forma, y que broten con el frío, además de que su aroma me traslada a la infancia. Otro frío domingo fuimos a pasear con mis padres hasta el embalse que hay cerca de casa de la abuela, una vez allí no pudimos evitar besar algunas ramitas de mimosas que llenan de amarillo un lateral del monte Xiabre, y así ponerle unos toques de azules y violetas a las fotos.

 Mamá y yo besamos estas ramas de mimosas en el embalse de Castroagudín el domingo 12 de febrero de 2.012 (Vilagarcía de Arousa -Pontevedra).

Mimosas power!!
Fotos: Augusto MZ.

lunes, 12 de enero de 2015

Beso con ritmo

El artista Reynaldo Artires pintó un mural en la fachada de la escuela de danza DAF de Irela Roldán en Miami. Ese rostro azul, con trenzas de colores bailando en su cabeza y a punto de besar un árbol, no podía faltar en este bosque particular.

"Love of Art" de Reynaldo Artires
DAF Studio Wall (26 enero 2012; Miami -EE.UU) 

   
Los andamios antes de acabar la obra;
 momentos de la inauguración con el público, los bailarines y el autor del mural.


     

Fotos: Baltasar Santiago Martín y Reynaldo Artires.


viernes, 9 de enero de 2015

Beso de Trotamundos

El mundo gira sin parar, el tiempo pasa demasiado veloz, y fue un día como hoy, que recibí este besodeárbol. Aquel invierno estuvo ideal para pasear a pesar del frío, y el destino quiso que hace unos meses nos conectaramos con el mundo de Iria&Miguel para colorear y personalizar a su querida Trotamundos.

Iria llevaba tiempo queriendo colaborar con besosdeárbol, ese día se acordó y por fin aquí está publicada su foto. Iria González besó y abrazó este árbol en los alrededores del puente colgante Xirimbao en Teo (A Coruña) el 8 de enero de 2012.


... No hay nada que pueda frenar a esta pareja de soñadores y aventureros.
Fotos: Miguel de María

jueves, 8 de enero de 2015

Besos de tres generaciones

Hace 3 años hubo un frío invierno, como el de ahora. Hubo domingos con sol, y de paseos. Pero ahora, 3 años después, han pasado muchas cosas, y cambiado otras tantas. Ya no estoy a cargo de locos bajitos de lunes a viernes, vivimos en otro espacio repleto de proyectos y vegetales, mi melena ya no tiene colores, y Mamá tampoco, porque Papá, desde el año pasado ya no pasea con nosotros. No sabía ni que aparecía en estos besosdeárbol tan familiares, hasta que me puse a editar y seleccionar las fotos. Ahí está él, la persona más discreta de casa, que deja huellas con sus silencios, y cuyas ocurrencias revuelan diariamente entre nosotros. 

Este bosque está sembrado de besos naturales; fui yo la primera en querer besar este árbol en la plaza donde hacía unas horas hubiera mercado, cerca de Rúa Travesía da Feira en Arzúa (A Coruña). Sorprendentemente mi Abuela se unió a la causa sin que yo le dijera nada. No estábamos en un lugar cualquiera: era Arzúa, y aunque habíamos ido por motivos artísticos, es un pueblo emblemático en la ruta hacia su tierra natal.

                                      
Más tarde pasamos a recoger las obras de una exposición que teníamos en la mítica cafetería La Esquina, pero antes... Me acerqué a un árbol herido y mutilado. Lo besé y la Abuela quiso acompañarme otra vez.

Después le cedí el puesto a mi Madre, y juntas besaron este árbol en ese lugar tan especial para ellas. Fue el domingo 8 de enero de 2.012 en Praza de Galicia en Arzúa (A Coruña).
Fotos: Marta y Augusto