viernes, 5 de enero de 2018

Hasta siempre acacia

Buscando el horario en que se atascaría la calle para ver pasar una de las grandes mentiras con la que nos engañan en la infancia, me encontré con esta triste noticia, y a pesar del bullicio externo, edité estas fotos para saltar mi "riguroso" orden cronológico de publicaciones. Los árboles besados de finales del 2015, siguen esperando (si me quieres ayudar a agilizar publicaciones, y evitar retrasos de besosdearbol con coletazos de divorcios o muertes, hazte mecenas o teamer). Publico hoy (ya 5 de enero de 2018) estos abrazos y besos a la enorme acacia del Castriño, que siempre acariciábamos, y contemplábamos con respeto, al bajar las escaleras enraizadas. Sí, hablo en pasado, porque me acabo de enterar que la van a talar (la noticia es de ayer, quizá ya hayan comenzado a talarla), siempre por miedos, porque (léase lo siguiente con ironía) la vida humana vale más -como la blanca sobre la negra-, porque la humanidad nunca daña a la naturaleza, porque nos hacen ver que la lluvia o los árboles son malvados, porque no nos enseñan a creer en los ritmos naturales. Revisando las imágenes, recordamos que la quisimos abrazar para que formase parte del bosque mundial de árboles besados, porque conocemos el criterio municipal de peligrosidad arbórea. 

Lo siento acacia, siempre te recordaremos como a otros cuantos árboles catalogados en "besos de no árbol".

  

Augusto y yo besamos y abrazamos esta gran acacia el 22 de enero de 2016 en el parque Enrique Valdés Bermejo (O Castriño; Vilagarcía de Arousa) una tarde de húmedo y ruidoso invierno, que salimos a buscar carballos para bocetos de unas pinturas.


  Fotos: Marthazul y A.Metztli.

* Si quieres participar envía tus fotos besando/abrazando árboles a  besosdearbol@gmail.com

* Si quieres colaborar y convertirte en mecenas puedes hacer un donativo, o comprar algún producto desde la tienditaser parte de Teaming por solo 1€ al mes el tiempo que tú quieras/puedas.

GRACIAS por ayudarme a seguir cuidando este bosque de árboles besados por el mundo.



No hay comentarios: