sábado, 22 de mayo de 2010

En el parque de su niñez

Aunque los días en Guadalajara pasaron lentos y con los horarios muy desfasados, hirientes pero decisivos, hubo momentos de alivio, como este paseo nocturno (aunque era de tarde) en la zona de Parque Arboledas, cerca de la casa de Cocomamá, que salimos a comer a la hora de la merienda, y pasamos por aquí antes de invitarme a un delicioso helado multicolor.
En este parque, Soledad sale a hacer ejercicio bien temprano en las mañanas, y a esas horas apenas había nadie, algún caminante vecino, y una pareja de adolescentes manifestando ese amor en el que me sigue costando creer. Pero además es el parque donde Augusto aprendió a andar en bicicleta y donde jugó mucho al baloncesto. Es adonde iba con algunos de sus muchos primos, cuando venían de visita, y después de jugar tomaban cocacola con papitas picosas.


Fue el raro y navideño sábado 26 de diciembre de 2009 cuando besé uno de los tantísimos árboles del parque Bosques de la Victoria, de la colonia Jardines de la Cruz, en Guadalajara-Jalisco (México).

Foto: Augusto Martínez Zamudio

No hay comentarios: