martes, 17 de agosto de 2010

Besos con alma de poetisas

Mi amiga Al, sigue enviándome fotos de besos de árbol, que además siempre llegan a mi buzón con alguna historia escrita por ella.

En este caso Al quiso compartir una visita familiar-literaria dándole una pincelada ecológica. En una de sus visitas a la terriña, fue con su madre a la Casa de Rosalía de Castro justo el día que se recuerda el cumpleaños de Rosalía.
Me envió varias imágenes besando árboles para que eligiera la que más me gustase... pero este árbol, que ella saludó con un par de besos a la española, es tan majestuoso que preferí poner todas las fotos, de vista completa del árbol y la otra para que se pueda ver mejor a Alba.
Alba y Carmen besaron cada una diferentes y majestuosos árboles del jardín de la casa de Rosalía de Castro (Padrón - A Coruña) el 26 de febrero de 2010... y cada una con sus colores.

" Rosalía de Castro era piscis; quizás por ello vivía sumida en una tristeza profunda y plena que a menudo la distanciaba de las personas que la rodeaban, incluso de sus propias imágenes, de sus propios recuerdos... de los sentimientos de las personas que ella más quería. Leyendo a Rosalía me resultaba fácil imaginar un paraiso como el que significa su casa... esos muros de piedra que la separaban de todo, ese lugar mágico aislado del mundo en el corazón de Galicia...
En ese lugar, mi madre y yo volvimos al siglo pasado para revivir sus emociones... que fuertes y firmes como los sentimientos piscis, extraordinariamente profundos, siguen vivos..." -- Alba R.Santos


Algo ha quedado tuyo en mis entrañas
que no morirá jamás,
y que Dios, porque es justo y porque es bueno,
a desunir ya nunca volverá.

En el cielo, en la tierra, en lo insondable
yo te hallaré y me hallarás.
No, no puede acabar lo que es eterno,
ni puede tener fin la inmensidad.

Mas... es verdad, ha partido
para nunca más tornar.
Nada hay eterno para el hombre, huésped
de un día en este mundo terrenal
en donde nace, vive y al fin muere,
cual todo nace, vive y muere acá.
Rosalía de Castro


Fotos: Alba R.Santos y Carmen Santos Ramos

No hay comentarios: