martes, 17 de abril de 2012

Besos monacales

¿Adivinan donde estoy?  Puede que muchos no, pero algunos sí reconozcan ese sagrado lugar. Casualmente hace una semana que volvíamos a descansar allí un rato, después de haber pasado casi dos años que fuimos de visita multifamiliar.
Es el histórico monasterio de Sobrado dos Monxes. Allí al lado descansan mis tíos, y allí quise dejar un beso en honor a mi Abuelo. Esa fue la tierra que le vio nacer, y crecer junto a su familia demasiado numerosa, hasta que después, ya con  mi Abuela, decidieron quedarse en las Rías Baixas, y sembrar su nueva vida juntos, a la orilla de su querido y sabroso mar.
 
Besé estos diferentes árboles dentro y fuera del  Monasterio de Sobrado dos Monxes (Sobrado - A Coruña) el 2 de septiembre de 2010.
Este arbusto se expande en el centro del atrio, donde me colé cual florecilla silvestre y me camuflé entre tanto verde, rodeada de algún turista y el frío silencio.
Fotos: A. Martínez.


1 comentario:

Rosi Delgado dijo...

Sencillamente precioso. Me encantó saber del orígen de tu familia y conocer un poco de ese lugar tan bello y sagrado a través de estas imágenes. Una pequeña muestra de lo majestuoso del lugar. Que ganas de visitarlo y disfrutar de todos esos verdes y esas historias tan envolventes. Felicidades Marta!. Un abrazo.