sábado, 5 de julio de 2014

Beso de árbol azulísimo

Después de una cena romántica, salimos a pasear para celebrar 3 años de compartir mucho más que anillos plateados. Al adentrarnos en el parque que da al paseo vimos al árbol partido, que hacía unos días había sufrido un gran desgarro, y que besé para despedirlo.


Desde entonces el árbol azulísimo se quedó sin una parte de sí mismo, pero se mantiene firme a pesar de todo lo que ha pasado.

Besé este árbol el 2 de agosto de 2011 en Vilagarcía de Arousa (Pontevedra).

                                Vista nocturna del paseo de la playa. 

Así se quedó el árbol herido en azules.

 Fotos: MAyAM


No hay comentarios: